Peeling para una piel renovada

M   M
  .                                 P e e l i n g                                 .  
M Menfisalud M

 

M   M
 

       Nuestros Peeling faciales, además de una limpieza que mejora el aspecto de tu piel, promueven una regeneración que hará que tu presencia sea más luminosa: "Mucho más que una limpieza perfecta, la nueva piel es más joven, más suave y menos rugosa".

 

        El peeling facial es un tratamiento estético de magnífica importancia en el cuidado de la piel. Su eficacia proviene de promover la regeneración cutánea mediante la eliminación de las células más envejecidas de la piel, que se encuentran en las capas más superficiales de ésta. En función de la profundidad que se desee alcanzar con el peeling, y de los efectos específicos del compuesto que vayamos a usar, obtendremos los efectos beneficiosos que pretendamos lograr sobre la piel:

   * Eliminación de las células más envejecidas, y estimulación de la regeneración de piel nueva.

   * Se estimula la producción de colágeno 

          y, por tanto, mejora la elasticidad de la piel.

   * Aporta luminosidad al cutis.

   * Deja la piel limpia y en condiciones perfectas para

         absorber los cosméticos que decidamos aplicar a continuación.

  


 

     Es por tanto un tratamiento con el que se consigue una piel más sana, más joven y con mejor aspecto, que no sólo regenera el cutis sino que además resulta idóneo para:

      * Rejuvenecer la piel.

      * Disminuir arrugas.

      * Eliminar o atenuar las manchas propias de la edad

           o achacables a la exposición solar excesiva.

      * Limpiar impurezas.

      * Tratar el acné, o mitigar sus secuelas.

 


 

      Podemos considerar distintos tipos de peeling, según tengamos en cuenta la profundidad que alcance el tratamiento y la metodología utilizada. 

 

Según su profundidad podemos de diferenciar los siguientes tipos de peelings:

      * Superficial: como su nombre indica, es aquel que actúa sólo en las capas más superficiales de la piel. Está indicado para tratar algunas manchas y arrugas finas o, simplemente, para mejorar el estado general de la piel. Cierra los poros, atenúa algunas arrugas cicatrices finas originadas por el acné. Además aporta uniformidad al tono de la piel y un aspecto más juvenil y saludable. Este tipo de peeling, sobre todo con determinadas sustancias específicas, ayuda a controlar el acné, la foliculitis, y las secrecciones sebáceas, y deja a la piel en mejores condiciones para recibir cualquier tipo de tratamiento dermatológico.

      * Medio: Su poder de penetración es mayor y, por ello, no sólo actúa en las capas más superficiales. Con este tipo de peeling es posible eliminar arrugas finas y medias, además de manchas cutáneas. Está indicado en el envejecimiento solar o tóxico que provocan arrugas de profundidad fina y media, y para controlar las manchas actínicas, devolviendo a la piel la uniformidad de su tono y un aspecto más juvenil y saludable. Este tipo de peelins ayuda a controlar el acné cuando éste es más intenso. También se emplea como paso previo o complemento a muchoas tratamientos médicos como liftings o rellenos.

     * Profundo: Es el más efectivo pero también el más agresivo. Produce un efecto lifting y puede llegar a eliminar las arrugas marcadas. Elimina manchas actínicas y solares, así como queratosis. También produce un efecto de retracción en la piel, lo que mejora notablemente los problemas de flacidez.

 

Según la técnica empleada, podemos distinguir:

      * Peeling químico: Se trata de la aplicación controlada de sustancias químicas sobre el cutis provocando su exfoliación, como el ácido glicólico o muchos otros que además de las propiedades y efectos genéricos de la mayoría de las sustancias utilizadas, determinados compuestos presentan efectos específicos y beneficiosos para cada tipo de piel y según las necesidades o las alteraciones que convenga tratar. Nos permite por tanto seleccionar sustancias con propiedades muy concretas y efectos terapéuticos que logran un beneficio estético y sobre la salud de la piel. La nueva piel, regenerada, es más suave y menos rugosa.

     * Peeling mecánico: los efectos deseados se consiguen mediante la abrasión mecánica por minúsculas partículas de piedras o cristales, es el conocido efefcto diamante.

 


 

       Resulta súmamente importante, el tener presente una advertencia:

           Después de hacernos un peeling 

                      "no podemos exponernos al sol"  

      y debemos utilizar un cosmético con un factor de protección solar alto.

      Ello es necesario para evitar que la nueva piel "que dará el aspecto rejuvenecedor", y que es muy sensible a los efectos de la luz solar, pueda quedar hiperpigmentada, por estimulación de los melanocitos, creando manchas en las zonas más regeneradas y expuestas al Sol.

 
M Menfisalud M